ENTENDIENDO EL DOLOR

Evaluación del dolor: clasificación y manejo del dolor

Aprende todo sobre el proceso que causa la inflamación, por qué ocurre y qué se puede hacer.

Clasificación del dolor

Definir el dolor ha sido históricamente muy difícil para la comunidad médica internacional: La actual definición dada por la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) es: “Una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a una lesión tisular real o potencial, o descrita en términos de dicho daño”. El dolor puede ser agudo y corto o crónico y a largo plazo. Hay muchas maneras de clasificar el dolor y muchas de estas clasificaciones pueden superponerse, pero las clasificaciones comúnmente identificadas de dolor son las siguientes:

  • El dolor nociceptivo cumple una función protectora. El dolor nociceptivo resulta de la actividad en las vías nerviosas causada por el daño tisular real o estímulos potencialmente perjudiciales para los tejidos. Los ejemplos más comunes incluyen dolor después de una cirugía, el dolor de la artritis, el dolor de espalda o lesiones deportivas.
  • El dolor somático o inflamatorio se siente cuando hay daño en los tejidos blandos del aparato locomotor del cuerpo. Este tipo de dolor se localiza a menudo y se describe como sordo. Ocurre con mayor frecuencia en hombros, cadera y manos, pero también puede presentarse en la parte inferior de la espalda.
  • El dolor neuropático es causado por una lesión o disfunción del sistema nervioso somatosensorial. Este dolor es causado por un daño o enfermedad que afecta cualquier parte del sistema nervioso, a menudo sin ninguna manifestación física obvia. A menudo se describe como un dolor ardiente, hormigueante, lacerante o punzante. Este tipo de dolor tiende a ocurrir en cuestión de días o semanas a partir de una lesión corporal y en ondas de frecuencia e intensidad. A veces no hay una fuente obvia de dolor y puede ocurrir de forma espontánea.

Causas

Nuestros cuerpos pueden experimentar dolor por diversas razones. Los síntomas del dolor rara vez se producen de forma aislada y, en consecuencia, puede funcionar más de un mecanismo cuando se siente dolor. Por ejemplo, la inflamación es común en el dolor nociceptivo, pero también se puede ver en el dolor neuropático.

El dolor somático o inflamatorio se inicia generalmente por daño en el tejido a partir de trauma repetitivo, actividad excesiva o desuso y mal uso de partes del cuerpo. El dolor neuropático se inicia cuando los propios nervios están dañados, son disfuncionales o se lesionan y por lo tanto envían señales incorrectas a los centros de dolor.

Tanto el dolor nociceptivo como el neuropático pueden ser agudos o crónicos. El dolor agudo es el dolor que le dice a uno que se ha lesionado. Por ejemplo, cuando uno se quema la mano con un utensilio caliente. Nos dice que tenemos una lesión. El dolor agudo comienza repentinamente y por lo general no dura mucho tiempo. Cuando la lesión se cura, el dolor desaparece. Si bien el dolor crónico dura más tiempo, el dolor crónico que persiste más de seis meses puede continuar mucho más allá de la curación de una enfermedad aguda, lesión o daño tisular.

Un ejemplo de dolor crónico es la osteoartritis, también conocida como artrosis. Es el tipo más común de artritis, según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y Cutáneas de Estados Unidos. Afecta las articulaciones y causa dolor durante un largo período de tiempo. Los huesos en ciertas articulaciones pueden rozar entre sí debido a un fallo en el líquido articular por años de uso o lesiones.

*GSK Colombian Pain national representative sample adult population (18+) / 2014

Aprende más

Causas del dolor corporal: síntomas y tratamiento

Comprende mejor por qué nuestros cuerpos experimentan la sensación de dolor y las múltiples causas detrás de este.

Aprende más

Causas de la inflamación: síntomas y diagnóstico

Aprende todo sobre el proceso que causa la inflamación, por qué ocurre y qué se puede hacer.

Aprende más

Causas del dolor articular: síntomas y tipos de dolor

El dolor en las articulaciones puede afectar muchas zonas diferentes del cuerpo como dedos, muñecas o rodillas. Aquí nos fijamos en sus causas y cómo aliviar el dolor articular.

Aprende más